Parábolas

No se separaba de su padre

 

  

C. Berthiaume cuenta cómo había visto a un niño de ocho años agarrarse fuertemente a los pantalones de su padre: “No se soltaba de su padre por nada del mundo, ya que él era todo lo que le quedaba en la vida. Su madre, su hermano y su hermana habían sido asesinados. Separar a este niño de su padre hubiera supuesto destruirle de por vida”.