Parábola

Le gustaban  los dulces

 

Una madre se acercó a Gandhi para que convenciera a su hija y la persuadiera de la nociva costumbre de comer dulces.  Gandhi le dijo:

–– “Tráeme a tu hija dentro de tres semanas, y entonces le hablaré”.

La madre volvió después de tres semanas, y el maestro le habló a la muchacha. La madre preguntó a Gandhi por qué no le dijo eso mismo cuando se la trajo por primera vez.

–– “Hace tres semanas, le explicó Gandhi, yo mismo era muy aficionado a comer cosas dulces”.