Dios es alegre

Autor: 

 

 

Dostoievsky, en una de sus novelas, describe una escena que tiene todos los visos de haber 
sido observada en la realidad. Una mujer de pueblo tiene en brazos a su hijo de pocas semanas que le 
sonríe por primera vez. Profundamente conmovida, se hace la señal de la cruz. Y a quien le pregunta 
por qué hace eso, le contesta: “Porque lo mismo que una madre se siente feliz cuando ve la primera 
sonrisa de su hijo, así se alegra Dios cada vez que un pecador cae de rodillas y ora desde el 
corazón”.