El poder de las caricias

Autor:  

 

 

En la Universidad de Ohio, un investigador realizó un experimento en el que alimentó a 
conejos con dietas altas en colesterol, y acarició a un grupo especial de ellos. Los acariciados 
tenían un índice de cincuenta por ciento menor de arteriosclerosis que los otros conejos, 
alimentados igual, pero no acariciados.