Ocho días de camino

Autor: Padre de Marchi

 

 

Cuenta el P. de Marchi en su precioso libro “Era una Señora mas brillante que el Sol”, que había 
pasado toda la noche oyendo confesiones. Aquello no se acababa¼Ya de día llega el último penitente. 

Es un joven de unos veinticinco años. Está descalzo y parece cansado. Le confiesa, y al notar que se 
levanta con gran dificultad, le pregunta:
-¿Viene usted de muy lejos?
- Sí, señor. Casi trescientos kilómetros ocho días de camino.–----¿Pero no lo habrá hecho usted a 
pie?
–Sí, señor, todo el viaje. Mi esposa y yo habíamos hecho una promesa y hemos venido a cumplirla. 

Tenemos una niña que nació ciega. Los médicos dijeron que jamás vería, pero empezamos una novena a 
Virgen para que la curase. Todas las noches poníamos unas gotas de agua de Fátima en sus ojos "Yo doy 
un grito llamando a mi esposa:”Maria, ven, que la niña ve, que está curada, la Virgen ha curado a 
nuestra hijita"”Y aquí estamos, padre, para agradecer a la Virgen este milagro .