El amor cura

Autor:

 

 

Una anciana de ochenta y cinco años estaba siendo entrevistada con motivo de su cumpleaños. La 
periodista le preguntó qué consejo daría a las personas de su edad.
–– “Bueno –dijo la anciana–, a nuestra edad es muy importante no dejar de usar todo nuestro 
potencial; de lo contrario, éste se marchita. Es importante estar con la gente y, siempre que sea 
posible, ganarse la vida prestando un servicio. Eso es lo que nos mantiene con vida y con salud”.
–– “¿Puedo preguntarle qué es exactamente lo que hace usted para ganarse la vida a su edad?”.
–– “Cuido de una anciana que vive en mi barrio” –fue su inesperada y deliciosa respuesta.
El amor cura a todos: tanto a quienes lo reciben como a quienes lo dan.