Para eso no voy al cielo

Autor:

 

 

Cuenta Olaizola que le preguntaban a un conocido catedrático de Política Económica sobre el más 
allá. Con buen humor respondió que, si tenía la suerte de llegar al Cielo, lo primero que diría 
sería:
–– “Que me traigan a Shakespeare, que quiero hablar con él”.
Luego pasó a explicar que llevaba bastantes años dedicándose al idioma inglés, y todavía sólo había 
logrado medio hablarlo; así que en el Cielo quería tener el disfrute de conversar fluidamente en ese 
idioma, y nada menos que con el señor Shakespeare; ¡ahí es nada!
Su mujer, andaluza, y con un buen acento del sur, le respondió:
–– ¡Ay, hijo, qué corto eres! ¡Yo no voy al Cielo para eso!