Dios olvida

Autor:  Anthony de Mello

 

 

Creyente a Dios:-no te acuerdes, Señor, de mis pecados.
Dios al creyente:--¿qué pecados? Como tú no me los recuerdes, yo los he olvidado para siempre.