Ir por donde ve

Autor: 

 

 

Un ciego chocó con una joven que venía en dirección opuesta. 
–– “¿Por qué no ve por donde va?” –gritó la apresurada joven.
El ciego respondió en tono amable: 
–– “¿Por qué no va usted por donde ve?”