En acto de servicio

Autor: 

 

 

Un costalero falleció cuando llevaba sobre sus espaldas, como cada año por Semana Santa, al Santo 
Cristo de su devoción. Murió fulminado por un infarto en pleno esfuerzo. Casi diríamos que fue una 
muerte “en acto de servicio”. Y en el lugar donde cayó el costalero –en la sevillana plaza de La 
Alfalfa– dejaron sus conciudadanos unos versos en cerámica:

Tú fuiste, Señor, mi Redentor,
yo fui tu costalero.
Tú, arriba, en el madero,
yo, abajo, por amor.