Loco de alegría

Autor: 

 

 

Un piadoso musulmán rezaba todos los días a Dios y le suplicaba una gracia especial. Un día se le apareció un ángel y le dijo: “Dios ha decidido no concederte lo que pides”. Al oír este mensaje, el buen hombre comenzó a dar voces de alegría, pues sabía que su oración había llegado hasta Dios.