Cuando hagan su trabajo

Autor:  

 

 

Un comisario de policía entró un día en la casa del moribundo, en Calcuta, para tramitar la 
expulsión de las Misioneras de la Caridad. Vio allí a Madre Teresa, con gran ternura, curaba las 
heridas de un hombre en las que pululaban los gusanos. El comisario estuvo observando un rato. 
Después se dirigió al denunciante: “Echaré de aquí a esta mujer cuando vuestras madres y hermanas 
vengan y hagan su trabajo.”