Parábola del miedo a hablar del Maestro

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB


Se celebraban en Israel las fiestas de las Chozas. La gente se divertía de lo lindo. También hablaban del Maestro. Incluso preguntaban por él.

Pensaban que estaría entre la multitud.  Unos decían que era bueno. Otros comentaban que embaucaba a la gente sencilla.

-     Pero, ¿qué ocurría en  realidad?

-     Nadie hablaba de él en público por miedo a los judíos.

-    Suele ser una constante de  algunos cristianos. Les da vergüenza hablar públicamente de Dios. No quieren que les tilden de “ beatos  carcas”. El miedo es un fantasma que no existe. En un mundo como el nuestro, todo el mundo busca su propia identificación. Y, sin embargo, hay cristianos en el poder, por ejemplo, que- aún siendo creyentes- se hacen pasar por agnósticos para no deshonrar al  partido político al que pertenecen.¿ Qué tendrá que ver una cosa con la otra?

Menos mal que, en contra de este grupo de creyentes timoratos, hay otros muchos que hablan del Maestro abiertamente y sin ser curas.

 

-¿ Cómo es que te da vergüenza hablar del  Dios de tu fe?

 

ORACIÓN DEL MAESTRO:  Padre, subí a la fiesta de las Chozas a enseñar en  el Templo y jugándome el tipo. Le tenía que demostrar que tú me has enviado para que hable de ti. Me han llamado endemoniado.¡ Anda que están buenos! He dicho la verdad en tu nombre. Haz que mis discípulos de ahora y de siempre no se avergüencen de mi. 

PRECES 

-    Por la juventud: para que hable abiertamente de ti en cualquier sitio y no se calle en momentos en  los que se hable mal de Dios, roguemos al Señor

-    Añade tus intenciones 

Señor, con la fe y la  valentía que me da la fe, te digo: Padrenuestro