Parábola del judío predicador

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB 

 

Los discípulos estaban cada día más asombrados del crecimiento de la novedad de vida que el Maestro había traído al mundo.

Nos encontramos nada menos que con un judío converso hablando en Efeso de Jesús y de su resurrección.

            -¿ Cómo se llamaba este judío?

-         Su nombre era Apolo. Era muy inteligente y muy sabio en la interpretación de la Biblia. Su cultura, sin embargo, llegaba hasta la vida de Juan Bautista.

-         ¿ Qué le pasó?

-         Tuvo que enfrentarse bastantes veces con los judíos. Y lo hizo abiertamente, en la calle, para que lo vieran todos. Cuando llegó a esta ciudad recibió la gracia de la fe.

-         ¿De qué les hablaba a los judíos?

-         De lo que más les molestaba: Jesús, les decía - siguiendo la Sagrada Escritura – es el auténtico Mesías. Los dejó KO.

 

 

-         ¿ Sería capaz de hablar hoy de Jesús en tu clase?

-          

ORACIÓN DEL MAESTRO:  Padre celestial, tenemos que felicitarnos. Nada menos que un judío se ha puesto de arte del reino. Habla en público con elocuencia y con el testimonio de su propia vida. Es realmente maravilloso el regalo que recibe todo hombre que acepta nuestra Buena Noticia. Cristianos, ¿ no os da pena de llevarla a trancas y a barrancas? Vivid  en medio del agua cristalina y, sin

embargo, os gusta más la sucia. ¡ Vaya absurdo! 

PRECES 

-         Por la juventud:  para que viva cada día el don de su fe cristiana y su existencia sumida en el propio corazón de Dios, roguemos al Señor

-         Añade tus intenciones 

Señor, con vergüenza por no vivirte, te decimos: Padrenuestro