Parábola del desaliento

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB


Maestro, cuando tus discípulos actuales del siglo XXI caminan evangelizando a las personas, se encuentran con no pocas desalentadas por mil motivos que les acucian. Hemos hecho una encuesta. La mayoría se queja y se desalienta porque les faltan los bienes materiales que desean.
- ¿ Qué nos dices tú?
- Me extraña que no lo sepáis.
- ¿No estudiáis y meditáis mi palabra?
- Pues no. No se nos ocurre. Preferimos ver la tele.
- Jamás me desanimé ante los sufrimientos que me causaban los fariseos y ni siquiera ante mi muerte.
- ¿Sabéis por qué?
- Porque con la fe todo adquiere un sentido nuevo.
- Mi apóstol Pablo,¿ sabéis lo que dice?
- No, ni idea. Pues él dice: Os pido que no os desaniméis ante lo que sufro por vosotros, pues redunda en gloria vuestra.
- ¿Qué nos hace falta?
- Fortaleceos internamente con el Espíritu Santo
-¡ Vamos! ¡ No seáis tan descuidados, so materialistas. 

¿Descuidas los dones que Dios te ha dado?

ORACIÓN DEL MAESTRO: Padre celestial, ten paciencia con tus hijos. Son débiles. Les atrae lo inmediato, lo tangible, lo placentero y lo que les reporta beneficios materiales. Haz que se cuiden mejor en los valores del Espíritu. Hijo, ya sabes que les he dado la libertad para que la empleen según quieran. Me da pena de que anden así. No olvides que soy Padre de amor y de perdón.

PRECES

- Por la juventud: para que no descuide sus valores auténticos espirituales, roguemos al Señor
- Añade tus peticiones

Señor, haz que nosotros cultivemos nuestros valores divinos. Por eso te decimos: Padrenuestro