Parábola del corazón

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB



Maestro, en esta sociedad en la que vivo, hay cada día más ataques de corazón o infartos. La razón- dicen los doctores- es debida al exceso de trabajo, al estrés y al consumo de bebidas y tabaco. Ellos hablan desde el plano científico. Nosotros, desde el espiritual. Por otra parte, es difícil entender el corazón en las parejas que se rompen , en las amistades que se quiebran al menor soplo de disgusto.. ¿ Qué pasa, Señor, en mi mundo del año 2000?
- ¿Me lo quieres decir?
- Acude a mis palabras dichas hace ya unos 2.600 años: "Nada más falso y enfermo que el corazón: ¿ quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón, sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones".
- El corazón está enfermo de Dios. Esta enfermedad no la acusan los electrocardiogramas. La acusa el hombre de corazón bueno y sincero ante mí cuando hace oración.
- ¿Hay muchos de mis discípulos que mueran de infarto? No hay muchos. Porque el tesoro de su corazón soy yo, y no tanto afán de tener.¿ Os enteráis? Os daré un corazón nuevo y un espíritu nuevo.

¿ Cómo está tu corazón: enfermo de Dios o sano?

ORACIÓN DEL DISCÍPULO: Maestro, gracias por la respuesta que me has dado a tantos males que acucian al corazón de hombre actual. La verdadera enfermedad que tienen es que por ellos no bombea tu amor ni tu religiosidad. están vacíos. Y cuando un corazón está vacío de ilusiones, pronto se aja y muere.

PRECES

- Por la juventud: para que tenga un corazón sano en lo físico y espiritual, roguemos al Señor
- Añade tus intenciones

Señor, con el gozo de tener nuestro corazón pendiente de tu amor , te decimos agradecidos: Padrenuestro