Parábola de la prueba

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB


Maestro, tenemos pruebas duras de vez en cuando. Tú las conoces bien. Contamos siempre con tu ayuda. Gracias a ellas salimos airosos de las pruebas que sufrimos los creyentes en esta tierra.
- ¿ Qué os anima a luchar ante la prueba?
- Sin ninguna duda es la corona que nos has prometido a quienes te amamos.
- ¿Sabes, Maestro, que hay gente que dice que tú tientas?
- No, Dios no es tentado por el mal y él no tienta a ninguno.
- Entonces, ¿quién tienta?
- Cada uno es tentado por el propio deseo que lo arrastra y seduce.
- ¿Qué sucede después?
- El deseo concibe y da a luz un pecado, el pecado madura y engendra la muerte de alma.
- Gracias, Maestro, porque sabemos que si te amamos nos veremos libres de cometer pecados.

¿ Eres tentado? ¿ Amas mucho?

ORACIÓN DEL DISCÍPULO: Maestro, hoy nos sentimos felices al saber que tú nos tientas sino que es nuestro propio deseo. Haza que nuestros deseos sean amarte siempre con fidelidad y nos veremos valiente para vencer la tentación que nos provoca nuestro mismo deseo. Te amaremos para estar siempre de tu lado y del de la gente a la que amamos en tu nombre.
¡Cuándo vas a dejar la rutina de caer en la tentación de tu egoísmo y malos deseos?

PRECES

- Por la juventud: para que sea valiente en vencer las tentaciones, roguemos al Señor
- Añade tus peticiones

Señor, alegres por saber que tú no nos tientas, te decimos con fe: Padrenuestro