Parábola de la pérdida

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB

 

 

Maestro, esta mañana hemos estado hablando de la importancia de tu existencia en la nuestra. La gente ha prestado atención. Les ha gustado que tú nos habites y estés dentro de nosotros. Era un grupo de creyentes comprometido. Hay que cultivarlos lo mejor posible para que sean fermento y levadura en la masa de este mundo.
-¿ De qué les habéis hablado?
- De tema de tu persona.
- ¿Cómo lo habéis enfocado?
- Como Pablo. Todo lo consideramos pérdida comparado con el superior conocimiento de Cristo Jesús mi Señor, por el cual doy todo por perdido y lo considero basura con tal de ganarme a Cristo y estar unido a él.
- ¿Cómo ha reaccionado el público?
- En general bien. Ya te digo que era un grupo de creyentes serios y comprometidos.
- Está bien. Amigos, os han dicho la verdad más grande que nunca podíais haber oído: conmigo lo tenéis todo. Lo demás es basura y pérdida en comparación conmigo.¿ Por qué no sois más reflexivos con vuestro ideal de creyentes?

¿ Es Dios el centro de tu vida?


ORACIÓN DEL DISCÍPULO: Maestro, hoy estamos contentos. Tu reino proporciona al alma una alegría tan sutil e intensa que solamente podemos apreciar y captar quienes vivimos unidos a ti. Nunca pensamos en lo que hemos dejado sino en lo que hemos ganado contigo. Nos parece una pérdida en comparación con tu pertenencia.
¿Por qué seremos tan cabezotas y no te apreciamos por encima de todo?


PRECES
- Por la juventud: para que se eduque en el valor supremo de Cristo, roguemos al Señor
- Añade tus intenciones

Señor, considerándote el centro de nuestras vidas, te decimos: Padrenuestro