Parábola de amar sin ver

Autor: Padre Felipe Santos Campaña SDB

 

 

Maestro, una de las cosas que más le cuesta a nuestra gente es que le hablemos de ti sin haberte visto.
Mientras que no se van enterando de que tú amas y nos quieres aunque no te veamos con nuestros ojos, no paran de hacernos preguntas. El mundo de la fe es difícil. No te quepa duda. ¿ Qué nos pasó a nosotros contigo? Que llegamos a tener fe en ti mucho después de la resurrección.
- ¿ Cómo hablarles de tu amor?
- No os impacientéis. A vosotros os pasó lo mismo.
- ¿Os acordáis de lo que dice Pedro en su primera carta?
- Vamos a verlo. ¡Ah, sí! No lo habéis visto, y lo amáis; sin verlo, creéis en él y os alegráis con gozo indecible y glorioso...
- Pero, ¿ no crees que esto no lo entienden?
- Mirad, habrá gente que le pase como a Tomás. No quería creer en mi mientras no metiese su mano en mi herida en la cruz. Así hay un mogollón de gente.
- Hablarles de que Dios está en ellos y los quiere sin fallar ni defraudar nunca.
- ¿Cómo te encuentras, apóstol querido?, te pregunta hoy el Señor.
- ¡Estupendamente! Me alegro contigo, disfruto contigo y sé que, estando contigo mi amor crece y mi salvación personal.¿ Qué más puedo pedir?
- ¿Hay alguien que dé más que Dios?

¿Eres consciente de que Dios te ama?

ORACIÓN DEL MAESTRO: Padre celestial, roguemos hoy intensamente por nuestros discípulos que se parten el pecho por enseñar nuestro reino. Démosles fuerzas para que, ante el tema de la fe, no caigan en desalientos. Es buena gente. Enviémosle a cada uno nuestra bendición.

PRECES
- Por la juventud: para que se sienta amada por Dios, roguemos al Señor
- Añade tus intenciones

Señor, hoy, ante el mundo de la fe, te decimos contentos: Padrenuestro